PRÓTESIS FIJAS PARA REPONER PIEZAS DENTALES.

Debido al paso del tiempo o a diversas enfermedades que afectan a los dientes, podemos perder algunas piezas, y son numerosos los casos de pacientes que acuden a la Clínica Elysia preocupados por la reposición de las mismas y buscando una solución que les suponga mayor comodidad que las prótesis removibles.

Es de suma importancia que para conseguir mantener la función estética, masticatoria y fonética se proceda a la reposición de dichas piezas dentales, ya que la ausencia de piezas en la boca de los pacientes puede provocar el movimiento de las piezas que rodean al hueco, incluso riesgos mayores en casos de problemas de mordida, bruxismo y enfermedad periodontal.

Hoy en día, y gracias a los avances de los últimos tiempos, nos encontramos con distintas formas de rehabilitación de las piezas dentales. En esta entrada, procederemos a explicar de una manera breve, las opciones para reponer piezas de manera fija.

Puentes dentales:

Un puente dental es un tipo de prótesis fija que se apoya en los dientes adyacentes a las piezas perdidas, implicando un tallado de las mismas.

Mediante el tallado de los dientes que vayan a ejercer de pilares del puente, y la posterior toma de medidas para confeccionar en el laboratorio protésico las coronas, se consiguen sustituir dichas piezas perdidas.

Este tipo de solución a la ausencia de piezas dentales cuenta con aspectos positivos y negativos.

Por un lado, el tratamiento se finaliza más rápidamente que mediante la colocación de implantes, y además no es necesaria ninguna cirugía oral para llevarla a cabo.

En cuanto a los aspectos negativos, encontramos que el desgaste de los dientes adyacentes a las piezas perdidas supone una debilitación de las mismas, incluso suponiendo en algunos casos la necesidad de endodoncias de dichas piezas. Además, el diagnóstico de diversas patologías futuras en dichas piezas se complica al estar cubiertas por las coronas dentales.

Implantes dentales:

Otro tipo de reposición de las piezas perdidas de manera prematura, son los implantes dentales.

Este tipo de solución no supone la afectación de pieza dentales sanas, por lo que es una solución muy recomendable para abordar la reposición de los dientes.

Esta técnica se basa en la colocación de un tornillo de titanio que suple la función de las raíces dentales, mediante cirugía, en el hueso maxilar o mandibular. Tras la espera necesaria para la osteointegración del mismo, se procede a la colocación de una corona conectada al implante, reponiendo de esta manera los distintos dientes ausentes. Hay veces en los que se puede suplir la ausencia de varios dientes adyacentes mediante la colocación de puentes sobre implantes, una técnica similar a los puentes dentales sobre dientes, pero utilizando los implantes como base para dicha estructura protésica.

Hay veces que, para poder colocar los implantes, es necesaria una regeneración del hueso que se ha perdido. Esta pérdida de hueso puede ser debida a la ausencia durante un tiempo prolongado de las piezas dentales, a enfermedad periodontal del paciente o a diversas afecciones de las piezas dentales extraídas (tales como infecciones sobrevenidas en el tiempo), entre otras causas.

ÚLTIMAS NOTICIAS